Nuestras marcas

Al igual que cuando seleccionamos una hidratante de cara nos fijamos en las características de nuestro rostro en el resto del cuerpo debemos hacer lo mismo.

Tipos de leches hidratantes

Hidratantes para pieles normales:

En función del tipo de textura que nos resulte más agradable podemos elegir entre leches y cremas corporales. La diferencia entre una y otra se encuentra en que la primera es más ligera en cuanto a textura y aplicación que las cremas.

A pesar de lo anterior hoy en día la mayoría de las cremas presentan formulaciones que permiten una absorción en pocos segundos.

Otro factor a considerar a la hora de escoger la crema o leche corporal es si tenemos un problema dermatológico. Así:

Pieles con psoriasis:

Existen cremas específicas para este problema que ejercen una acción emoliente  y disminuye las rojeces originadas por la patología

Pieles atópicas:

Ingredientes como la L-isoleucina suelen estar presentes en las cremas corporales hidratantes indicadas para este problema.

En pieles sin problemas dermatológicos es muy importante  que sepamos reconocer los ingredientes hidratantes .Entre estos podríamos encontrar:urea, karité, ácido hialurónico, o las ceramidas.

Las cremas o leches corporales pueden combinarse con otro tipo de hidratantes como los aceites corporales para potenciar su efecto hidratante.