Nuestras marcas

Chupetes de 1 a 18 meses

Se recomienda introducir el chupete una vez que esté plenamente instaurada la lactancia materna, o partir del primer mes si son alimentados con leche no materna.

Según la edad del bebé, las marcas suelen fabricar chupetes indicados desde recién nacidos hasta mayores de 18 meses, aunque se recomienda dejar de dárselos a partir del año de vida.

Chupetes con forma anatómica, fisiológica o redonda

En lo que respecta a la forma del chupete podemos agruparlos básicamente en anatómica, redonda y fisiológica.

Es importante que establezcas formas diferentes para la tetina del biberón y el chupete, para así no generar confusión al bebé, y que reconozca la forma de la tetina del biberón cuando reciba su comidita, y la forma del chupete cuando no es para comer, de lo contrario se echará a llorar porque esperaba su bibe.

Chupetes de látex o silicona

El material del chupete puede ser látex o silicona, presentando cada uno características diferenciadoras y ciertos inconvenientes que debemos conocer:

El látex, es de origen natural y presenta un característico color amarillo. Como inconveniente, se irá oscureciendo, deformando y agrandando a medida que lo usa el bebé, con lo que podemos decir que no envejece bien en su apariencia. Es necesario renovarlo cuando empieza a perder su color, forma o tamaño original.

Por otra parte, la silicona es un material sintético y transparente que envejece bien a diferencia del látex, pero en su contra es menos resistente por lo que con el uso podría romperse con el mordisquito del bebé, momento en el que también es necesario renovarlo.

En consecuencia, recomendaremos la silicona en los primeros meses del bebé, y el látex a partir de que le salgan los primeros dientes.