Nuestras marcas

Además, en función de la edad existen recomendaciones concretas tales como:

  • En los menores de 6 meses se desaconseja la exposición solar directa.
  • Durante la exposición es conveniente el uso de gafas solares infantiles y gorra.
  • Buena hidratación. En el caso de los más pequeños el consumo de frutas de colores llamativos como la fresa o el melocotón pueden ayudar a mantenerlos bien hidratados de una manera más amena.
  • Las texturas más aconsejables  en niños son las leches o cremas, o las espumas debido a su mayor penetración. Por el contrario, se desaconsejan las texturas tipo aceite.
  • Aplicar el protector 30 minutos antes de  exponerse al sol, a modo de finas capas, facilitando de este modo la transpiración de la piel.
  • Después de la exposición al sol, utiliza cremas o leches hidratantes que calmen e hidraten la piel del niño/a.
  • Renueva la aplicación del fotoprotector infantil cada 2 horas.