Nuestras marcas

El tipo de flujo de un biberón determina qué cantidad de líquido sale por la tetina. 

Puede ser flujo rápido, medio o lento o graduable. La tetina más adecuada para el recién nacido y hasta su primer mes de vida es la de flujo lento. Las tetinas de flujo medio resultan aconsejables a partir del tercer y cuarto mes. La tetina de mayor flujo y velocidad no la necesitarás hasta que incluyas los cereales y las papillas sean más espesas.

Tipos de tetinas

Tetina de gota:

De forma redondeada, muchos bebés la prefieren aunque puede interferir en la forma del paladar.

Tetina anatómica:

De forma aplanada, se adapta al paladar evitando deformaciones.

Tetina fisiológica:

Imita al pezón materno, por lo que es adecuada en la transición del pecho al biberón.