TIRITAS A MEDIDA AMPOLLAS 65 X 95 MM...

TIRITAS A MEDIDA AMPOLLAS 65 X 95 MM 3 U + TIJERA

TIRITAS
342969
5,90 €

(1,97 € unidad)

IVA incluido
- +

 
ACCIÓN Y DESCRIPCIÓN

Apósitos hidrocoloides transparentes para el tratamiento de ampollas. El cuerpo hidrocoloide alivia el dolor y la presión y es particularmente suave y agradable. El apósito es resistente al agua e impermeable a la suciedad y las bacterias.
Apósito hidrocoloide para un tratamiento efectivo de heridas.
Mecanismo de acción por tratamiento húmedo de heridas.
Favorecen la curación y cicatrización de la herida.
Alivia el dolor y la presión inmediatamente.
Acolchado transparente, suaves con la piel.
Efecto segunda piel y de fácil aplicación.
Se puede recortar a la medida necesaria.
Resistente al agua.
Impermeable a las bacterias y a la suciedad.
El apósito puede permanecer varios días sobre la herida.
Indicado para diversos tipos de heridas (cortes, ampollas, etc.).


ALERGIA AL LATEX

No contiene látex.


COMPOSICIÓN

Soporte: Masa hidrocoloide adhesiva y transparente (grosor 0,3 mm)
Papel protector: Papel siliconado blanco.


CONSERVACIÓN Y CADUCIDAD

Conservar en lugar fresco y seco.


MODO DE EMPLEO

Utilice solo el apósito si el cuerpo hidrocoloide cubre toda la superficie de la ampolla.
Lávese las manos y asegúrese de que la región cutánea afectada esté limpia, seca y exentas de grasa antes de aplicar el apósito.
Recortar al tamaño adecuado y retirar la lámina protectora de la superficie adhesiva.
Adhiera el apósito sobre la región a tratar. Presione los bordes del apósito para asegurar una sujeción óptima.
No retire el apósito hasta que empiece a desprenderse por sí mismo.
En caso de querer retirar el apósito antes, humedezca el apósito con agua caliente durante unos segundos.


PRECAUCIONES Y ADVERTENCIAS

Los apósitos no deben aplicarse nunca en caso de infección.
Si tiene diabetes mellitus consulte siempre a su médico antes de aplicar el apósito.
Consulte a su médico en caso de que la ampolla presente signos de infección mientras se lleva el apósito (por ejemplo, enrojecimiento intenso, sobrecalentamiento, hinchazón o dolores).
No abra las ampollas que estén cerradas. Abrir una ampolla siempre conlleva riesgos de infección.